viernes, 16 de mayo de 2008

Un arrocito negro!!!!

Bueno!!! al final ayer no hizo falta estar todo el día en casa (no llovió), así que mis ansias cocineriles experimentadoras tendrán que esperar para otro ratito, porque ayer hubo paseo, cañas, carrerita por la tarde y también había que estudiar con todo eso el tiempo para cocinar quedó bastante reducido (la verdad). Como he estado devorando el blog amiloquemegustaescocinar desde que lo descubrí, vi que tenía los ingredientes necesarios para hacer un arrocito negro con langostinos que había visto en su blog y a ello fui!!!!!
Receta sencilla y agradecida, la única pequeña pega es que al hacerlo al estilo risotto hay que estar pendiente de ir añadiendo caldo poco a poco (y mantener el caldo caliente), pero no es nada trabajosa.
Para ver la receta original pinchar AQUI.
Vamos allá con la recetita:
La mía está un poco tuneadilla, porque en lugar de gambas yo tenía langostinos crudos y congelados y no tengo sal negra de Haway......... sal Maldon para la ocasión.
Arroz negro con langostinos:
Ingredientes:
-Arroz, el mio era de tipo bomba, un vaso de los de agua.
-Langostinos, unos 12 ó 14 langostinos.
-Tinta de calamar, dos sobres.
-Una cebolla.
-Un vasito de vino blanco seco (siempre del que te beberías)
-Sal maldon.
-Aceite de oliva virgen.
-Caldo de los langostinos.
Modo de hacerlo:
Pelamos y limpiamos los langostinos (con limpiar me refiero a quitarles las tripillas), las cabezas y las cáscaras las reservamos porque con ellas haremos el caldo. Partimos todos los langostinos menos los que dejemos para adornar en trocitos pequeños.
Ponemos agua en una cazuela y añadimos las cáscaras y las cabezas de los langostinos y un poquito de pimienta en grano (si se quiere), ponemos al fuego, en unos minutos tendremos un caldo de langostinos estupendo, el caldo lo mantenemos al fuego para que no se enfríe.
Pelamos y partimos la cebolla en trozos pequeños y la ponemos en una cazuela con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen a pochar, cuando ya esté transparente añadimos los langostinos y dejamos un minuto o dos, tras esto añadimos el arroz y dejamos que se fría un poco con el resto, revolvemos, añadimos el vino blanco y lo dejamos evaporar y por último añadimos la tinta de calamar.

En este punto es donde comenzamos a añadir el caldo de langostinos para cocer el arroz, procedemos tipo risotto, vamos añadiendo un par de cacitos de caldo y cuando el arroz los absorba añadimos otra vez y eso sin dejar de remover y así hasta que el arroz alcance la textura que a nosotros nos gusta (más o menos cocido), salamos al gusto y dejamos reposar un pelín y ya tenemos el arroz!!!
Aquí ya tenemos el arroz emplatado. Buen fin de semana a tod@s!!!!!! Besos!!!!

7 comentarios:

manel dijo...

yo siempre he hecho el arroz nego con técnica de paella, pero hecho así, al estilo risotto, el resultado parece estupendo; me has abierto el apetito, porque el arroz es uno de mis puntos débiles.
hasta pronto!

canela dijo...

Ay, qué vicio, cómo me gusta todo lo negro: el arroz, el chocolate... ;)) Estupenda receta. Un saludo.

canela

Rosario dijo...

Hola Salvia!!
Que rico arrocito!!! me encantan los platos con tinta de calamar.

Te invito a mi blog ahi te deje una sorpresita, espero que te guste.
Cariños!!

salvia dijo...

Manel: El arroz también es uno de mis puntos débiles, lo comería de todas las formas posibles y a ti te queda estupendo siempre!!!

Canela: Gracias!!!El chocolate es otro de mis puntos débiles......saludos!!

Rosario:Gracias!!! ahora mismo me paso por tu blog!!! qué nerviosssss

Caminarsingluten dijo...

El arroz negro en casa lo hacemos muy a menudo, tanto en paellera como en olla, de una forma similar a la tuya, aunque con otros ingredientes... ¡ya lo contaremos!.

Tomamos nota de tu receta, ya que además debe de estar riquísima y sin gluten.

Saludos,

Ana y Víctor.

salvia dijo...

Ana y Victor: Gracias!!! definitivamente tengo que enterarme mejor de lo que tiene gluten y lo que no porque tengo un despiste...... Saludos!!

Marcela dijo...

Adoro el arroz, y con gusto me comería un plato de este... Es más, aquí ya es hora de almuerzo, que sean dos platos. ;)
Saludos,
Marcela