lunes, 21 de abril de 2008

Tarta de chocolate especiada......

O bizcocho!!!! según se mire........
Creia alguien que el cumpleaños de Roberto solo consistió en una serie de platos de estilo "oriental"? (mejor dicho, que salieron de un libro de cocina escrito por una autora japonesa). Pues nada mas lejos de la realidad!!!!! Lo que pasa que en el desayuno habíamos desayunado fuerte (muy fuerte!!!) un maravilloso bizcocho de chocolate especiado, la receta la conseguí en el maravilloso blog de Harry Haller http://larsvontrier.blogspot.com/, su receta original la teneis aqui, merece la pena este blog no solo por las recetas sino por qué cuenta y cómo lo cuenta todo este chico y por Dios!!! no hagais comparaciones odiosas entre sus resultados (fotos maravillosas) y los mios (fotos cutrillas), he de decir que esta receta es maravillosa y que si os gustan las especias y el chocolate no dejeis de probarla!!!!!!

Pastel de chocolate al jengibre y especias:
La receta la pondré tal cual la tiene Harry y entre paréntesis lo que yo no tenía o no he hecho....

Ingredientes
Cuando hablo de “cucharilla” me refiero a un volumen de 5 ml. Una “cucharada” son 15 ml.
Para un molde cuadrado de 20x20, necesita ser de unos 5 cm de alto, podemos subir los bordes con papel de hornear

190 gr. de harina normal.

1 cucharilla de bicarbonato

1+½ cucharillas de cacao en polvo (½ cucharada).

2/3 cucharilla de canela en polvo.

1+3/4 cucharillas de jengibre en polvo.

1/5 de cucharilla de clavo molido. Unas dos pizcas.

Una pizca de pimienta de Jamaica (opcional).

Una pizca de flor de sal (o sal fina).

125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.

100 gr. de azúcar moreno.

25 gr. de azúcar normal.

135 gr. de huevo (2 huevos XL) (3 huevos porque no eran grandes)

130 gr. de melaza.

190 gr. de yogurt líquido (uso Laban, leche fermentada de la marca Feiraco comprada en Alcampo) (Yo utilicé leche y por lo tanto levadura quimica en lugar de bicarbonato)

1 cucharada de jengibre fresco rallado (opcional)

90 gr. de chocolate troceado

Agua y azúcar, el doble de azúcar que de agua, para confitar el jengibre fresco. (Y qué rico el almibar que quedó de confitar el jengibre, lo utilicé para acompañar la gelatina de te verde y mmmmmmmmmm!!!)

[*] Si usamos leche úsese unos 185 ml y levadura química en vez de bicarbonato. Si se puede disponer de ella lo ideal es emplear una leche fermentada.

Rallamos en jengibre con el rallador grueso o lo picamos muy fino. En una sartén antiadherente ponemos al fuego agua con el doble de azúcar (unos 40 gr. de agua y 80 gr. de azúcar), cuando se haya derretido el azúcar añadimos el jengibre y dejamos confitando unos minutos. Retiramos y reservamos.
Mezclamos la harina con el cacao, el bicarbonato y las especias. Reservamos. Precalentamos el horno a 175º C.

Batimos la mantequilla con los azúcares hasta que quede cremoso, mejor con un batidor eléctrico. Añadimos los huevos y seguimos batiendo. Si se corta no hay problema, se ligará al añadir el resto de ingredientes. Incorporamos la melaza, batiendo con el batidor eléctrico hasta que quede suave.

Derretimos el chocolate en el microondas o al baño María y lo añadimos al batido anterior. Añadimos la flor de sal y la mezcla de harina, intercalando con el yogurt líquido, para que no se apelmace la masa. Por último incorporamos el chocolate troceado y el jengibre fresco escurrido.

Rellenamos un molde forrado con papel de hornear de modo que sobrepasen los bordes, engrasado y enharinado. Si el molde es lo suficientemente alto no será necesario que sobrepase el molde. Hay que tener en cuenta que la tarta necesitará unos 5-6 cm de altura.
Introducimos en el horno precalentado a 175º C durante unos 35-40 min., no más, lo justo para que esté hecho. De inmediato, para que no siga cocinándose, sumergimos el molde en un baño de agua fría.
Dejamos templar a temperatura ambiente, cuando haya enfriado cubrimos con la cobertura e introducimos en el frigorífico para que se consoliden los sabores.

Cobertura

80 gr. de chocolate

50 gr. de mantequilla

50 gr. de azúcar polvo

Ponemos el chocolate troceado y la mantequilla en un cuenco apto para el microondas. Introducimos en el microondas y, cuando se haya derretido la mantequilla, retiramos y removemos con una espátula de plástico hasta fundir. Añadimos el azúcar polvo y disolvemos en el chocolate, removiendo hasta que no tenga grumos y forme una pasta homogénea.

Cubrimos el pastel, golpeando ligeramente para alisar la superficie. Dejamos templar e introducimos en el frigorífico hasta el momento de degustar, mejor de un día para otro. Retiramos media hora antes de tomarla para que no esté frío. (Yo organicé un pequeño desastre con la cobertura......ejem!!! se verá mas claro en las fotos lo que quiero decir....)

Bueno!!!! Lo que me pasó es que el chocolate se me fue un poco por los lados del bizcocho.... en lugar de desmoldar y luego poner la cobertura lo hice al revés y se me fue por los lados.....menuda odisea para desmoldar el pastel!!!!

Y otra más ya una vez medio comido.......

Y estas son las super-zapatillas que utilizo para bajar todos estos excesos y desestresarme (sobre todo para lo segundo!!!):

Besos para tod@s!!!!!

2 comentarios:

Qalamana dijo...

¡Hmmmm! Eso tiene que estar delicioso :)

Ibán dijo...

...mmmm....¿Unas Cumulus? ;)
Yo soy también de pisada neutra, tengo las de hace un par de años y son muy buena zapatilla...tanto para quemar pasteles como para batir marcas!