viernes, 16 de enero de 2009

Mini tartas saladas de espinacas y queso Feta


Eva del maravilloso blog Ma Petite Boulangerie, me ha otorgado el premio: "Your Blog Rocks", me hace muchíiiiisima ilusión, espero que a Eva no le importe que no siga la cadena, nunca sigo las cadenas porque tengo muchiiiiiiiisimas dificultades para decidir a quien le entrego el premio y prefiero que todo el que lea el blog haga suyo el premio. Así que comparto este premio con tod@s l@s que entráis a olisquear este blog de vez en cuando (es que siempre he sido muy indecisa....).
Como ya he dicho Eva tiene un blog estupendo y para tod@s los que estéis interesados en el mundo de la panificación ahora mismo tiene un vídeo sobre cómo hacer foldings que no os debéis perder!!!!
Ahora sigo con las recetas atrasadas....... para la cena de Navidad hice unas pequeñas tartitas saladas de espinacas inspiradas en la Spanakopita de Adi (Pan y Varios), la idea era hacer la misma receta pero como no encontré pasta Filo en Avila en ningún supermercado pues hice tartas saladas con masa quebrada........ tengo que hacer la misma receta con pasta filo porque estoy segura de que queda muchíiiisimo mejor.
Tartitas saladas de espinacas y queso feta:
Ingredientes para la masa quebrada:

- 225 gr de harina
- 200 gr de mantequilla en pomada
- 100 gr de almendras molidas muy finas
- 50 gr de parmesano rallado
- 1 huevo y medio
- una pizca de canela en polvo
- sal
Ingredientes para el relleno:
-2 puerros.
-Un paquete de espinacas congeladas ya cocidas y escurridas.
-Un paquete de queso feta escurrido y desmenuzado.
-2 huevos batidos.
-Un poco de sal.
Forma de hacer la masa quebrada:
Trabajar la harina, las almendras, el parmesano, la sal y la canela con la mantequilla. Añadir un huevo y medio ( o dos sin son pequeños) y trabajar la masa hasta que la mantequilla esté muy bien repartida. Formar una bola y dejarla reposar en el frigorífico media hora antes de utilizarla. Es apta para cocción "en blanco", es decir, se cuece sólo la masa, sin el relleno, 15 minutos en el horno a 150º antes de terminar la cocción de la tarta completa. (pero yo lo cocí todo junto en el horno, nada de la masa por un lado y luego el relleno). Por si alguien no se había dado cuenta, la receta de la masa quebrada es de La zuccheriera hace ya muuuuuuucho tiempo que la vi en su blog y se la robé (así sin mas.....).
Ahora el relleno:
Cortamos los puerros en ruedas o en juliana (como queramos, van a quedar pochados...) y los ponemos a pochar en un par de cucharadas de aceite de oliva (podemos poner además una cebolla si queremos), añadimos las espinacas y removemos para que se mezclen bien los elementos y los sabores y se evapore el agua que suelten las espinacas. Apartamos del fuego.
Añadimos a las espinacas el queso y los huevos batidos, mezclamos y reservamos.
Vamos forrando nuestros moldes previamente untados de mantequilla con la masa quebrada, una vez que los hemos forrado echamos el relleno y metemos al horno (que estará precalentado a unos 200º) hasta que veamos que están doradas. (no miré el tiempo.....). Y tendremos algo como esto:
Y mas de cerca:
Buen fin de semana a tod@s!!!!!!

3 comentarios:

Inmaculada (Adi) dijo...

Yo no se si quedarán mejor con la pasta Filo, desde luego en casa fué un exitazo y además cundieron muchísimo, pero la idea de hacer esta receta con masa quebrada y en moldes individuales de verdad que es un puntazo, me gusta mucho y además a mi me has dado en todo el medio de la frente con estas mini tartas, me enseñas espinacas y queso Feta y me como hasta el papel de envolver el queso, es una combinación que me vuelve medio majareta.

Ah, y tienes los mismos moldecitos que los míos, copiona, jejeje son tan monos, verdad?

Un besazo.

OLLES I SOMRIURES dijo...

Vaya lujazo de pastelitos. Que ricos. Además la idea que sean individuales es excelente.
Salud!!!!!

cuatro especias dijo...

Creo que es un plato sencillo y rico, como diría Arguiñano, con fundamento.
El queso feta, lo he tomado en pocas ocasiones y nunca al horno, pero no tiene mala pinta.
Tendré que animarme a comprarlo y lanzarme a la aventura de hacerlo.
Un beso